Archivo mensual: diciembre 2007

Ahora me toca a mí…

Hoy por la mañana me he dedicado a visitar “listas del año”… por lo menos he visto ocho, y algunas me han parecido fatal, con otras estoy que si sí, que si no, y esta se merece un premio por lo currada que está. Dando el paseo, he podido comprovar dos cosas: una, que seré el único que no incluya a “Radiohead” cómo lo mejor del año, y la otra, que debo tener el gusto en el culo, porqué alguno de mis nombres no aparecen en ninguna de las anteriores. Bueno, a lo que íbamos, que pongo seis nombres, porqué creo que este año ha estado un poco flojo, y además no quiero dejar fuera a Underworld en los álbumes:

MEJOR ALBUM 2007

1 “Overpowered” de Róisín Murphy

 Overpowered

2. “Idealistic” de Digitalism

Idealism

3. “Sounds of Silver” de Lcd Soundsystem

sound.jpg

4.  “Magic Position” de Patrick Wolf

 

5. “Neon Bible” de Arcade Fire

 Neon Bible

6.  “Oblivion With Bells” de Underworld

Oblivion with Bells (Includes bonus DVD)

Hala, ya me he quedado a gusto, y ahora las canciones:

MEJOR CANCIÓN 2007

1. “Pogo” de Digitalism

digitalism.bmp

2. “Homecoming” de The Teenagers

Homecoming (Guns N' Bombs XTC 1996 remix)

3. “D.A.N.C.E” de Justice

JUSTICE

 

 

 

4. “Overpowered” de Róisín Murphy

5. “I Get Around” de Dragonette

6. “All My Friend” de Lcd Soundsystem

Olé que temazos, y para terminar:

MEJOR CONCIERTO 2007

1. Phoenix en el Summercase

2. Róisín Murphy en Razzmatazz

3. Digitalism en el Weekendance

4. The Good, The Bad & The Queen en el Primavera Sound

5. Air en Razzmatazz

6. Junior Boys en el Sónar

Y ya.

Anuncios

The Teenagers

                                                                            

Hace algún tiempo los escuché por primera vez en el Myspace de Lluís, y ya se han vuelto mi grupo de cabecera… Aún no tienen disco, y sólo podemos encontrar canciones colgadas en su Myspace o en algun P2P. La verdad es que tienen varios temazos que valen mucho la pena, y creo que pronto serán un hype. Es mas, creo que serán la revelación de alguno de los muchos festivales que habrán en España el año que viene. Yo apostaría por el Primavera Sound, pero me gustaría que fueran al Summercase.

Ellos son franceses, pero se autoproclaman banda inglesa, y la verdad es que no se porqué si tenemos en cuenta que últimamente en el mundo cool, ser francés está de moda (véase Justice o Phoenix). A ver si vienen pronto, y podemos disfrutar en directo de temas cómo “Homecoming”, “Starlett Johansson” o “Fuck Nicole”.

Venga The Teenagers, que tenemos ganas de veros.

Forever More

El fin de semana prometía ser movido, y al final no defraudó las espectativas. Quedámos con Berta en el Nit Bocata de delante del Razz, que ya es nuestro antro de cabecera para cenar los días de concierto. Hay que ver la cocina que tienen, que cualquier día se la cierran los de sanidad. Cómo ya nos pasó el día de Air volvimos a llegar tarde al concierto. Los del Razz son un poco cabrones, porqué ya es la tercera vez este año que vamos a un concierto y lo empiezan a la hora que les da la gana. Cero información en la página web, y cero información en la entrada dónde sólo pone “apertura de puertas a las 20.00 horas”; se supone que tienes que entrar a las ocho y esperar?, pués vaya mierda de organización.

A lo que íbamos, con la emoción nos la sudó un poco lo del horario, y nos metimos en el medio del público ya de golpe sin pasar por la barra ni nada. Ella estaba guapísima como siempre, con un estilazo que te cagas y más payasa que nunca. La última vez que la vi en el Apolo con Moloko hace 7 años no la recuerdo tan fresca ni tan juguetona para nada. Sorpresa con lo friki que es. Sorpresa también con las remezclas de los temas que hizo, para mi lo mejor de la nohe, sobretodo “Overpowered”, “Movie Star”, “Let Me Know” y “ForeverMore” que cuado la oí pensaba que me venía algo. Que temazo y que remezcla, y que suerte poder volver a escucharla en directo.

Quedamos un poco extasiados de bailar, y cuando teminó el concierto nos fuimos directos al Pop Bar que hacían el aftershow party. Casi somos los primeros, y nos encontramos cuatro máquinas en la entrada, con unas azafatas fatal vestidas, que hacían preguntas y tomaban huellas dactilares a la gente. Como en C.S.I. Las chicas, que casi no podían caminar por culpa de unos taconazos, hacían una promoción de “Camel”, y tenías que fingir entrar en un club de fumadores. Para entrar sólo tenías que contestar tres preguntas chorras, y dejar las huellas en la pantalla. Un jaleo; porqué se formó una cola para entrar, que vaya tela. Al final, por obedecer a las pavas y no insultarlas, nos regalaron una copa en el Pop Bar, y nos bebimos unos gin-tonics a la salud del señor Camel, que le habría costado una pasta toda la broma.

El siguiente objetivo de la noche, fue encontrar a Jarvis pinchando, pero la búsqueda era inútil porqué el señor pinchaba el sábado. Juraría que había visto el día 14 en la web, pero bueno…. Estuvimos bailando en la sala grande, y comprobando que en el razz está bajando el nivel de guapura, y que cada vez hay mas troglodita suelto; por unos momentos nos pareció una discoteca de polígono. Nos fuimos a las cinco porqué ya no quedaba nada que valiese la pena, y estábamos hartos de alcohol.

El sábado por la tarde vimos en el Lliure la obra de Álvar, Míriam y Marta, y me hizo mucha ilusión, porqué nos lo pasámos muy bién, y por primera vez me gusta algo de lo que hacen. Ya era hora. Empalmámos con el cumple de Belén en el B-side, nada, cumplimos como amigos, porqué que pereza las fiestas de cumpleaños. Nos reunimos todos, y después de otra ración de alcohol, terminamos en el Fellini con Edu, un amigo suyo de Madrid y una Uruguayana que no se de dónde coño salió. Y no puedo dar mas detalles de la noche porqué tengo lagunas. No debe ser nada importante, sólo recuerdo que llegué a las ocho a casa. Uffff……………..

Relax, take it easy….

Cómo decía Mika, me lo tomé con calma, y ayer fuí con Toni a un balneario…. nos decidimos por la tarifa nocturna, que consistía en dos horas de uso total del balneario, a partir de las siete de la tarde por 14€. Ya en la entrada, nos encontramos con una máquina expenedora de comida, pero multiproducto; o sea, que pudimos comprar desde un zumo de naranja hasta un anillo vibrador (cierto), pasando por fruta, tokes, y condones varios. Estábamos entre una bolsa de cacahuetes o un anillo vibrador, pero cómo dudábamos mucho, y se nos pasaba el tiempo, al final no compramos nada. Otra vez será. Nos cambiamos, y después de comprobar que el moreno de playa no dura todo el verano, entramos en las piscinas.

La fauna era bastante variada, y me tuve que joder un poco, ya que cómo no llevaba gafas, no podía observar con toda claridad el personal. Distinguí a dos rumanas o búlgaras, a varias  chonis con sus cholos correspondientes, y a diversos jubilados. Es lo que tienen las tarifas reducidas, que hay bastante variedad.

Empezamos a probarlo todo,  las ollas con burbujas (yacuzzi), la olla con corrientes y burbujas (yacuzzi) y las camas con burbujas (yacuzzi). Quedamos un poco hasta los huevos de las burbujas, ya que en lugar de relajar, el ruido que hacen es un poco molesto. Molesto también era el hilo musical: Enya a todo trapo. También vimos la piscina exterior, los chorros, y varias saunas.

La verdad es que los yacuzzis son un poco aburridos, así que empezamos a hacer el ganso y a reirnos un montón; yo casi me ahogo dos veces. Al ver que la gente empezaba a estar un poco pendiente de nosotros, nos fuimos a la piscina exterior. Un túnel aquático comunicaba la piscina interior con la exterior, así que no tuvimos que morir helados. La sensación de estar con el cuerpo cubierto de agua a 36º y la cabeza a -3 es un poco rara, pero era una zona tranquila que sólo la alteraba unos chorros de agua caliente que se abrían cada cinco minutos. El contacto del agua caliente con el aire frío, provocaba una niebla en la que no veías ni jota, y gracias a eso no fué hasta al cabo de un rato, que vimos que no estábamos solos en la piscina. Había un par de parejas dándose el lote en el borde de la piscina, y ahí entendimos lo de los condones y los anillos vibradores. Nos dió un poco de asco, y nos fuimos pitando de ese antro de perversión acuático…

Habían pasado 45 minutos, y ya estábamos arrugados por culpa del agua así que nos fuimos a las saunas. El hammam estaba cerrado,  las duchas de agua fría, ni hablar, el pozo de hielo, menos, y la sauna seca era un palo, o sea que nos metimos en la sauna escandinava, la de vapor, pero nos tuvimos que largar al cabo de dos minutos, porqué se pasaron con el eucalipto, y nos picaban mucho los ojos…

Después de este tour de mierda, nos metimos otra vez en las piscinas con burbujas, y yo, haciendo el animal, me provoqué un tirón y tuve que salir del agua. Vimos que ya estábamos los dos bastante relajados, y decidimos largárnos, mas que nada porqué teníamos hambre,  estábamos arrugados como pasas, y mi pierna me estaba dando por el saco.

Nos largámos muertos a casa, y la cosa se ha accentuado hoy por la mañana, al comprobar que me dolían piernas y espalda. Las piernas por el tirón, y la espalda porqué creo que me pasé con los chorro-masajes. Espero estar recuperado mañana ya que tengo concierto de Róisín y pinchamiento de Jarvis en el Razz….

Vergüenza

El fin de semana muy relajado, guardando fuerzas para el finde que viene. Promete.

Ayer vi en “30 minuts” de TV3 un reportaje sobre Bosnia, llamado “Bosnia Malherida” hecho por Carles Bosch y Roser Oliver, los autores de “Balseros” (documental que llegó a los Oscar) y sentí vergüenza. Vergüenza de ser europeo, y formar parte de una comunidad que dió la espalda el conflicto serbio-bosnio, y que llegó tarde a una intervención que tenía que ser inmediata.

El tema es complejo, y no soy yo quién tiene que hacer una análisis de lo que pasó. Tres nacionalidades que viven en un país, Bósnia, y una guerra, dónde como todas las guerras, el perdedor parece la víctima, y los perdedores son todos. El documental se centraba en una mujer musulmana, Nura, que vió morir a marido, hijo y hermano a manos de los ultras serbios. La madre, de Srebrenica, contó cómo funcionó la limpieza étnica en su ciudad. El ejército serbio-ortodoxo, llamó a una repersentación de mujeres musulmanas de la ciudad, y les amenazó con matarlas si no se íban. Mientras, detenían a los hombres de 13 a 99 para mas tarde fusilarlos. Muy fuerte.

Nura se tuvo que ir, dejar su casa, y marcharse a la frontera con Albania para vivir como refugiada. Cuando la guerra terminó, y con los acuerdos de Dayton cómo “decálogo para la convivencia” la mujer pudo volver a su ciudad. Se encontró con su casa ocupada por ortodoxos serbios, a los que los acuerdos obligaron a marcharse, con los asesinos de su família, y con una disminución de la población musulmana, que hacía de su ciudad, un sitio extraño y lleno de rencor.

Nura no quiso vivir en Srebrenica, y la visita de vez en cuando, sin atreverse a mirar a los vecinos, la mayoría ortodoxos serbios. Encima, uno de sus hijos, era protagonista de una ejecución brutal grabada con video por ultras serbios. Un chico de 23 años es echado a patadas de un camión, y segidamente ejecutado delante de las cámaras. No hay derecho.

Lo malo de todo esto, es que pasó hace sólo diez años, y el odio no está curado. Los cascos azules, ahora si, velan por la convivencia de una sociedad que está hecha polvo. Una región, que si hubiera tenido intereses económicos de por medio, petróleo, hubiera tenido a los estadounidenses y británicos haciendo cola para evitar una guerra que destrozó el país.

El documental tendría que ser de visión obligatória en todos los institutos y universidades del mundo para que la gente joven sepa lo inútil que es la guerra.

Justice

Justice

 Esta foto promocional de Justice me tiene atrapado. Encima el jueves estaban en concierto en Barcelona, y yo sin enterarme.

Encerrado

Al final no he ido a jugar al tenis con la loca de Imma y he perdido el tiempo todo el día. Ayer vimos a Dorian en Vic, y muy bién, tienen buen directo, buenas canciones y malas letras. Hay que ver lo fans que era la mayoría del público, gritando, bailando, y cantando en cada uno de los temas… són divertidos, y la actitud del cantante, me gusta. Bueno, llegamos pronto, recogimos las entradas que me habían tocado en su Myspace, me tomé cinco cervezas, y a las tres nos fuimos pa casa contentos como unas páscuas.

No era resaca sino empanamiento mio. Salgo de casa por la tarde, y me dejo las llaves dentro con la puerta cerrada. Me he cagado en tó. Que pereza. Llamo a Co, y nada no hay manera de abrirla, la solución era o romper cristal, o romper cerradura o llamar cerrajero. He llamado a tres cerrajeros, y el mas barato costaba 90€ que me venían fatal de pagar. Mientras me lo pensaba, llamo al manitas de mi cuñado, y me dice que lo probaremos con tarjetas, y láminas metálicas. Yo me veía pagando ya los 90€, pero he flipado muuucho cuando pasando mi DNI por la ranura de la puerta, la jodía se ha abierto. Vaya tela que poca seguridad que tenía. Yo que me iba a dormir sin cerrar casi la puerta! a partir de hoy, cerrada con llave y el pestillo echado. Si me entra alguién mientras duermo, me muero.

La buena notícia del día, es que el mismo día que vamos a ver a Róisín en el Razz, también estará pinchando Jarvis y Mike de Pulp. Fiestón asegurado.

Temazo del día: “Caravan Girl” de Goldfrapp que me tiene loco.