Archivo mensual: junio 2008

Kanye

El post solo viene a cuento porqué este sábado, cuando estaba tumbado en la playa, en un estado casi hipnótico, escuché el tema de Kayne West con Estelle y entré directamente en éxtasis (literalmente). A mi los raperos (o hip hoperos, da lo mismo) americanos estilo Puff Diddy, Jay-Z o 50 Cent me dan mucha pereza, y el rollo aquél de tio con cara de bobo cantando y chica explosiva a su lado bailando, aún más. Ese tipo de heterosexualidad no la entiendo, y si encima son violentos, aún menos.

El tema es que Kanye West es el bicho raro dentro el clan americano de rapers y cantantes de hip hop pero mola por eso. Es uno de los únicos de los grandes rapers que no ha sido traficante en el pasado, ya que sus padres tenian bastante pasta, y lo metieron en buenas universidades donde estudió Bellas Artes y Arte Diseño y Tecnología. O sea que su formación no viene de la calle ni de los barrios marginales y esto, junto a que no viste como un raper estandar, sinó todo lo contrario (viste con americanas y va a desfiles de Hermés) hizo que ninguna compañía de discos especializada le quisiera grabar el disco. Al final empezó produciendo a otros raperos, y no fue hasta que cogió un poco de fama, que confiaron en él para grabar un disco.

Su primer disco le dió un poco de impulso, y pasó un poco desapercibido aunque recibió buenas críticas, y no fue hasta el segundo en 2005 “Late Registration” cuando empezó a destacar por ser muy diferente al resto del mercado y por ir claramente a contracorriente de los otros raperos. Uno de sus singles fue “Diamonds From Sierra Leone” que contenía un sampler de “Diamonds Are Forever” de Shirley Bassey, y que iba acompañado de un video denuncia contra la explotación infantil en las minas de diamantes de Sierra Leona:

El gran despege mundial vino en el 2007 cuando sacó el “Graduation” que incluso yo compré, y que tenía, entre otras, dos colaboraciones de lujo: la de Chris Martin de Coldplay en “Homecoming”:

Y la de Daft Punk con este pedazo de sampler de “Harder, Better, Faster, Stronger”, y ese video tan espectacular:

Ahora, mientras está preparando su cuarto disco, ha tenido tiempo de decir que su banda favorita es Franz Ferdinand y también de colaborar con la británica Estelle en este temazo que se llama “American Boy”:

Encima tiene un blog en el que habla de tendencias y diseño, que merece la pena, y que aún le aleja más del estereotipo de raper. Kanye, te queremos!!

Anuncios

Flipados con Facto

Ya era hora, que con tantos colegas que tenemos metidos en música, en promotoras o en el mundo de la farándula en general pudiésemos sacar algo de beneficio. Y es que siempre hemos tenido acceso a conciertos con grupos que llevan K en su nombre, o a reuniones de perroflautas varias, pero nunca podiamos aprovechar nada que nos gustase un poco. Por fín el sábado, estos (gracias) tocaban en el PopArb por la tarde y nos consiguieron unas entradas para el mismo día. El cartel no estaba nada mal, y teníamos ganas de ver a Mishima, a Facto Delafe y a Miki Puig (aka Tienes Talento).

Es el tercer año que vamos al festival, y espero que no sea el último porqué más que un festival, es el anti-festival, ya que le falta la mayoría de cosas que tienen los otros, como aglomeraciones, precios desorbitados, comida basura y apretujones en los conciertos estrella. Aquí todo es más relajado, te encuentras al alcalde del pueblo sirviendo copas, puedes colarte en la zona vip, o puedes comer pizza de salmón (?).

El tema musical estuvo bastante bién, nos aburrimos un poco con Sanpedro, nos sorprendimos con Linn Youki, nos enteramos que el batería de Mishima es el cantante de Facto Delafé, flipamos con Facto Delafé y cerramos festival con Miqui Puig haciendo los vocales encima de las canciones que pinchaba, como en los clubs de Nueva york. Pero sobretodo, los mejores fueron los de Facto que son muy majos, hicieron un pedazo de concierto entre los árboles, con esos temazos que tienen (incluido el del Corte inglés) y dejaron a todo el mundo que estaba allí, embobado con ese chill-hop que hacen y con esa puesta en escena de globos y bubujas de jabón… y ese “Mar El Poder Del Mar” en directo…

Digitalism – Kitsuné Tabloid

Me niego a poner la foto de la portada del disco, porqué es lo peor. Digitalism sacó ayer un disco recopilatorio para el sello francés Kitsuné, que nació en una tienda de ropa de París y que se ha hecho bastante famoso por editar los discos de ellos mismos y de los Cazals entre otros. El sello les editó “Idealistic” y ahora les edita este “Kitsuné Tabloid” que es una compilación de temas electrónicos mezclados por ellos. Hay canciones de Hercules & Love Affair, Midnight Juggernauts, Hot Chip, Calvin Harris, B’52, The Presets, o de los mismos Digitalism. Yo creo que ya tengo disco para el verano, aunque hay algún tema que chirría un poco. Se puede escuchar íntegro aquí.

Nos perdimos medio concierto de Calvin (y 2)

A la mañana siguiente tuve que salir corriendo del piso porqué había quedado con Àlvar para comer i para entrar en el Sónar de día. Leí en internet que el viernes noche había supuesto el récord de entrada en un solo día con 23 mil y pico de personas, y comentamos con Àlvar la pasta que habrían hecho los de la organizción, si el abono valía 170, los cubatas 7,50 y los plátanos 1,20. Un escándalo. Fuimos a un restaurante muy colorido que hacían comida con tanta espécie que no distinguías lo que comías, y que la decoración parecia sacada de un viaje en tripi. En el tema de la comida, no puedo con la globalización. Entramos al Sónar a las tres y media de la tarde y estábamos a unos 35 grados, que era una temperatura muy agradable para estar en la calle tomando cerveza. Dentro, nos lo pasamos muy pero que muy bién, nos reímos mucho, y hablamos con un montón de gente, que de eso se trata. De las actuaciones solo presté atención a los “Electrotoylets” que eran amigos de unos amigos, y hacían versiones de clásicos populares catalanes en versión electro. La verdad es que triunfaron un poco porqué vimos a guiris muy entregados y muy identificados con los temas.

El don de gentes mio y de Àlvar hizo que en cada barra que íbamos, nos regalaran cerveza y nos ahorráramos un dineral en bebida, porqué entre el calor y lo drogada que iba la gente lo torpe que es la gente, tenías que llenar el vaso cada dos por tres. Unas amigas de Àlvar hacían una fiesta paralela en un balcon que daba al Sònar, y salimos un rarto para compartir experiencia; muy buenas por cierto porqué hicieron acreditaciones para un piso de 50m2 y donde tenías derecho a comida, bebida y baño.

Salimos del festival a las diez de la noche, o sea que pasamos siete horas dentro, y yo me largué para ducharme, comer un poco y ir para el Razz. Antes pasamos por el piso off Sónar para saludar a Berta y a Àlvar que se quedaron allí.  Fue entrar en el Razz y encontrarnos a Quentin y al japo de The Teenagers, y les dimos suerte para el concierto y fueron muy amables porqué los fans somos unos plastas. La verdad es que el concierto estuvo muy bién, y tocaron todas las de Reality Check, y solo variaron “Homecoming” que la aceleraron un poco para que no bajara el ritmo del concierto. Me sorprendió lo soltado que estava el cantante y lo desatados que estaban los fans del grupo. De todas maneras tienen temas y actitud para presentar un buén directo. Un pedazo de concierto, si señor.

Dando vueltas por la discoteca, también nos encontramos a Jarvis con el que nos hicimos una foto, y le dimos suerte para la sesión. Muy amable también y un poco friki, ya que la foto no tiene desperdicio. Lástima que la sesión fuera un poco caca y nos aburrimos un poco, así que bajamos de piso para ver a Calvin Harris. A mi, a parte de parecerme muy joven (y van dos) lo encontré un poco taladro (un poco como el disco) y como ya estaba todo el pescado vendido, nos largamos a descansar.

Necesito un descanso ya, porqué el viernes hay otro festivalete (mas corto) y no sé que haremos con él…..

 

Nos perdimos medio concierto de Hercules (1)

La próxima vez que tenga un fin de semana como este, a parte del abono del festival, compraré un abono en un Spa, porqué esto no hay quién lo aguante. Cuando el viernes noche nos estábamos preparando los horarios, nos apuntamos las horas para ir al wc porqué no quedaban espacios libres, y fue entonces cuando maldecimos otra vez al cafre que había puesto en la misma hora a Justice y a Róisín.

La primera en tocar fue Yelle y no defraudó a nadie. Fue una hora intensa de bailoteo y saltos con un público con muchas ganas de bailar. Yo creo que hizo el mismo show que en el razz, y el resultado fue igual de efectivo. Como estábamos en primera fila, hice un montón de fotos, pero me da también montón de pereza colgarlas.

A la una en punto nos fuimos volando al SònarPark donde estaban Jaimie Cullum, su hermano y Darren Emerson (ex-Underworld). El tema va de una visita de Jaimie y su hermano para meterse la gran fiesta disfrutar del festival hace dos años, y allí en un momento de subidón decidieron crear un proyecto solo para el festival que mezclara el jazz y el house. Se lo pidieron a Darren, y como tampoco se pierde una fiesta, pués montaron el grupo que estrenó el viernes. El resultado fue muy bueno, y gracias a las ganas de bailar que tenía la gente, y al montón de ingleses con la cara roja que había en las primeras filas y el house progresivo de Darren, el concierto fue un éxito. En algunos momentos parecía que había un poco de improvización, pero en general estuvo bién. Yo creo que Jaimie iba fatal porqué hizo cosas muy raras, como esconderse debajo del piano, pero no sé, a lo mejor también es así al natural. En la mitad del concierto fuimos a pedir bebida en el SonarClub, dónde estaban Madness y pudimos escuchar “It Must Be Love” entera, que casi es la única que conozco de ellos. Allí pudimos ver entre el publico que asistía al concierto desde skins, a padres de família. La mezcla tenía mucho arte.

Cuando terminaron los Cullum fuimos al lavabo, a los autos de choque un rato y al SònarClub donde estaba Diplo que yo no sabía que era un niño. La gente estaba bastante entregada, pero yo no le encontré nada de especial, a parte de una buena técnica al pinchar. Un bocazas del público dijo que era ex-novio de M.I.A. y productor de Gwen Stefani. Pués me parece muy bién.

A las dos en punto estábamos a primera fila en el Sònar Club para ver a Justice. Allí perdí como mínimo dos kilos de masa corporal y flipámos bastante con la cantidad de fans que tenían (con pancarta y todo). El inicio fue espectacular, con ese escenario que han montado y con el público ganado antes de empezar. Del concierto destacar la versión tan buena de D.V.N.O y la versión tan mala de D.A.N.C.E que creo que defraudó un poco al personal, ya que tenía más subidas y bajadas que una montaña rusa, y eso va fatal para bailar. Antes de morir de inanición, nos marchamos al SónarPark para ver el final de Róisín.

Róisín es una payasa en el escenario y eso, junto a los temazos que toca, hace que sus conciertos sean brutales. Pudimos escuchar “Ramala”, “Dear Miami”, “Movie Star” y “Overpowered” que cerró el pedazo de concierto que debió hacer.

El drama vino entre tres y cuatro de la mañana que nos quedaba una hora antes de que empezara Hercules, estábamos muertos y no había nada interesante para ver. Estuvimos en Boys Noize, y era bastante palo, dimos un montón de vueltas y comimos plátano y sandia que compramos en la frutería. También vimos a Risto Mejide. A las cuatro nos plantamos en las gradas del SonarPark para ver a Hercules, y no empezó hasta media hora después. Diego dijo que seguro que Nomi se estaban cambiando, y por eso tardaban tanto, pero luego salió y casi no llevaba ropa, o sea que no sería esto. De Hercules, vimos media hora de concierto, y sonó igual de bién que el disco, muy bién acoplado todo, y muy elegante. Había leído que eran una banda de once, pero solo son ocho, y por haber hecho tan pocos conciertos, les salió redondo. Pudimos escuchar “You Belong”, “Athene”, “This Is my Love” y “Raise Me Up” y como nos perdimos “Blind”, ya está decidido que cuando regresemos de vacaciones nos vamos al Ola.

Como hay gente muy aplicada, el youtube ya está lleno de videos del festival. Aquí va el de “Blind”….

Pony Pony Run Run – Girl Surrender

 

 

Mientras estaba pensando qué hacer con el abono del Summercase, he pasado por el myspace de Cut Copy, que hay que ver lo bueno que es “In Ghost Colours” y el montón de mixes que está dando, y he aterrizado al myspace del grupo con el nombre más chachi piruli del momento. Pony Pony Run Run están en la onda electro ochentera que tanto me gusta y que también tan sobada empieza a estar; y encima son franceses. Se les va un poco la mano con los teclados, pero hay algún tema que no suena nada mal. Tampoco tienen disco y su cartera de conciertos no está muy llena, y aquí si alguién no se adelanta, tendremos que esperar en octubre para verlos cuando vendrán al Bilboloop Festival de Bilbao que ni sabía que existía. Venga, ya está,  que me voy al Sónar…..

Pony Pony Run Run – Girl Surrender (Summer edit)

Dorian – Más Problemas

Muy fuerte lo de Dorian que con un disco del noviembre del 2006 aún tienen la agenda llena de conciertos (ya han hecho unos 70) y festivales varios; sin ir más lejos, el Summercase de este año dónde han sido una de las últimas incorporaciones o el Paredes De Coura en Portugal. Su “El Futuro No Es De Nadie” hace casi un par de años que da vueltas, gracias en parte a que tiene varios temazos pop, con letras bastante simples pero melodías muy efectivas. Sólo hay que ver lo que pasa en el Razz cuando pinchan “A Cualquier Otra Parte” para darse cuenta que la cosa funciona, o asistir a un concierto suyo y ver el montón de fans que tienen. El video que han sacado es el proyecto de fin de curso de Comunicación Audiovisual, y viéndolo, uno piensa que con poco dinero se pueden hacer cosas muy decentes y bastante mejores que algunos engendros pseudomodernos que corren por ahí.